Las frutas contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales esenciales para el organismo, al contener una gran cantidad de vitaminas se consideran necesarios para el crecimiento y el desarrollo humano. Cuando uno busca alimentos con vitamina D, las frutas son un complemento escencial. Puedes obtener Vitamina D a partir de comer la fruta directamente o por zumos fortificados.

¿Qué frutas y verduras son ricas en vitamina D?

En el caso de las frutas ricas en vitamina D se encuentran unos tipos concretos de alimentos que afortunadamente conservan dicha vitamina, que sirven para el complemento alimenticio diario necesarios para el crecimiento. Estos alimentos son:

  • Los hongos que contienen una sustancia que al exponerlo a la luz solar se convierte en vitamina D
  • Los champiñones que poseen de forma natural la vitamina D.

Las frutas con vitamina D no son muy comunes, ya que la obtención de dicha vitamina es mediante la exposición a rayos solares, sin embargo las frutas que favorecen a esta vitamina son las que contienen B5 calcio y potasio tales como:

  • Banano o plátano: Esta fruta tiene una amplia gama de potasio por lo tanto favorece al cuerpo en la absorción de vitamina D.
  • Nueces: que pertenecen a frutos secos
  • Semillas de girasol: Estas contienen una gran cantidad de de proteínas que favorecen y desencadenan la acción de la vitamina D.

Los alimentos ricos en vitamina B5 pueden ayudar a conseguir niveles óptimos de vitamina D para el organismo. La papaya contiene una buena fuente de vitamina B5 en ese caso puede recurrirse a los zumos fortificados de vitamina D.

¿Qué valor nutricional tienen las frutas con vitamina D?

La cantidad de vitamina D que se necesita en el organismo va a depender de la edad, muy pocos son los alimentos que contienen esta Vitamina de forma natural, la piel aporta vitamina D de forma natural al ser expuesta por los rayos solares. Dicha vitamina es importante ya que ayuda al cuerpo a absorber y retener el calcio y fósforo, dos elementos esenciales para el desarrollo óseo. Se recomienda:

  • Lactantes de 0 a 6 meses 400UI (10 microgramos por día)
  • En bebés de 7 a 12 meses la necesidad de vitamina D asciende a 400UI (Unidades internacionales) por día.
  • Niños de 1 a 3 años 600UI (15 mcg/día).
  • Niños de 4 a 8 años 600 UI (15 mcg/día).
  • Niños mayores y adultos de 9 a 70 años 600UI (15 mcg/día).
  • Adultos más de 70 años 800UI (20 mcg/día).
  • Embarazo y lactancia 600UI (15 mcg/día).

¿Por qué es importante incluir en nuestra dieta diaria las frutas con vitamina D ?

La vitamina D no es solo necesaria para la absorción de distintos minerales, su función va mas allá, sobre todo en la época de infancia en donde nuestro cuerpo necesita suficientes nutrientes para el crecimiento constante a lo largo de nuestra vida. La acción de la vitamina D permite el buen desarrollo de todos los huesos e interviene en el crecimiento de los mismos, la falta de dicha vitamina da lugar a distintas enfermedades como el raquitismo que afecta a las personas mal alimentadas, en la tercera edad es de suma importancia su consumo para evitar enfermedades y problemas de osteoporosis. Sin esta vitamina el organismo no podría aprovechar el calcio que se obtiene de los alimentos.